TRANSLATE

jueves, 20 de diciembre de 2012

Gorbeiatik Zorionak!!!



Kaixo a tod@s!!

No sé hasta qué punto será políticamente correcto mandar felicitaciones justo antes del fin del mundo… Bueno, pensándolo bien quizás sea éste el mejor momento. ;º)

Como siempre por estas fechas toca ser más amigo y más majo que durante el resto del año, para compensar.
Como si toda esa brillantina y esas luces de colores nos cegaran y nos dejaran más atontados que de costumbre, nos dejamos llevar por la gilipollez generalizada, cual borreguitos del belén. ;º)
Aunque… será sensación mía. Pero este año no parece tan navidad como otros. Quizás la tontería en algún momento llegó a máximos históricos y ya sólo le quede bajar…

Pero no seamos tan aguafiestas, hombre. En el fondo seguro que nos viene bien desconectar un poco y pensar que un mundo mejor es posible. Aunque sólo sea para soñar unos pocos días.

Este año algunos las seguirán pasando más que canutas mientras los de siempre se siguen lucrando gracias a la miseria del resto. La historia de nunca acabar que cada vez se escribe con letra más marcada.

Así que esta postalita, sobre todo, va para los que siempre veis el brote verde. Para los que aún sois capaces de imaginar, entre densas y oscuras nieblas, mundos más lógicos.
Para los que, en el fondo, todavía creéis que el sentido común alguna vez tomará las riendas de este jodido caballo loco.

Y otra vez me he puesto tontorrón. No falla.
Para colmo una postal navideña. ;º) Y, por favor, decidme que no soy el único que ve un belén. Aunque sea uno…muy de Gorbeia. Cómo no.

5DMII, 14mm, f8, ISO500, 89", dos flashes (uno de ellos con filtro cálido de celofán) disparados varias veces a diferentes potencias y zoom para iluminar la escena, trípode. Luna en cuarto menguante.


Agur!!!

ONDO PASA!!!
 

martes, 11 de diciembre de 2012

"Aste mikologikoa Orozko 2012"


Kaixo a tod@s!!

“Secretos del bosque” 5DMII, 150 macro, f16, 5", ISO100, polarizador, trípode, retardo, espejo levantado. Jugando con el pola, el paraguas y mi propio cuerpo para quitar y poner brillos. Chaparrones varios.

Con motivo de la semana micológica celebrada en noviembre en Orozko, varios eventos se dieron cita en éste, mi precioso pueblo. Entre ellos un concurso de fotografía micológica, otro de pinchos (de setas, claro), charlas, degustaciones…etc.

El año pasado en el museo del pueblo hicimos una especie de charla-debate-tertulia en la que presenté una proyección de fotos.
Este año me volvieron a invitar a hacer algo parecido. Parece que no me engañaron y les gustó de verdad… ;º)

Gastadas las reservas de fotos de setas en la presentación del año pasado, éste tocaba ponerse las pilas. Así que, en las pocas salidas que pude hacer al monte hubo que ser productivo. Bueno, intentarlo al menos.
Hemos tenido la suerte de disfrutar de un tardío pero precioso otoño en todos los sentidos. Y en cuanto a setas ha habido cantidad, calidad y variedad. Cosa que a mi me ha venido de perlas… ;º)
Ha sido una pena no haber podido dedicarle más tiempo. La fotografía de setas implica ciertas dificultades, como todas. Y se me ha hecho complicado reunir una pequeña colección, así que he tenido que aderezarla con otros motivos típicos de su entorno.
Creo que todos estos detalles que suelen acompañar a las setas muchas veces pasan desapercibidos sobre todo a los seteros, quizás no tanto a los fotógrafos. Por ello que no me importaba incluirlos en la presentación…además así tenía excusa… ;º)

Este ha sido de los pocos otoños en los que he disfrutado haciendo fotos. La tónica habitual suele ser pasar en dos días de un bosque medio otoñado a otro completamente deshojado por el golpe de un invierno impaciente.
Este año, sin embargo, la estación dorada se ha estirado y ha mostrado sus mejores galas para deleite de unos cuantos.

Todas las fotos de la proyección están realizadas en el PN de Gorbeia. Y casi el 90% en Orozko. Veréis que hay más de una de primavera aunque la gran mayoría sean de este otoño. La riqueza de Gorbeia queda, otra vez, más que patente.

Desde aquí y antes de que se me olvide agradecer a Tomas, Jon, Raquel, Asier, Enrique y Oscar por la ayuda y a todos los que aguantaron mi “sermón” en la ermita. ;º)  
Ahí os va. Espero que os guste:


 Agur!!!

PD: No iba a poner la última foto pero me di cuenta de que era, sin duda, la más bonita de la presentación. Y tenía que estar…
PDII: Quizás se vea un poco mejor (más nítido) en youtube, en el tamaño pequeño.

lunes, 3 de diciembre de 2012

"Impossible to hide"


Kaaaaiiixo!!

Hoy toca echarme unas pocas flores. Y es que, en el Festival Internacional de fotografía de animales y naturaleza Montier-en-Der 2012, celebrado en Francia, me han premiado una foto con un Coup de coeur. Algo así como un flechazo, un enamoramiento…
Ni qué decir que ese flechazo, lejos de dolerme, me ha hecho una tremenda ilusión.

Los franceses estas cosas se las toman bastante en serio. De hecho, se trata de uno de los concursos más importantes a nivel europeo, este año con más de 11.000 fotos a concurso.
Y otra vez más se ha conseguido colar un pedacito de Gorbeia entre todas ellas… ;º)


"Impossible to hide" 5DMII, Pentax 50 f1.4 adaptado, f13-16, 0.3”, ISO400, polarizador, trípode, cable disparador, retardo. PN de Gorbeia, Araba.


Creo que la foto en sí no tiene mucho misterio. Con las últimas luces del día estos helechos resultaban la mar de fotogénicos. Después de probar y buscar diferentes compos, de repente entre las hojas, apareció esta mariquita. Puro churro.

Al ver el resultado en la pantalla se me puso una sonrisa. ;º)
A ver si os gusta.

Agur!!!

lunes, 26 de noviembre de 2012

"Gardena"

Kaixo guztioi!!!

Hoy toca dedicarle una fotillo requetefresca a la preciosa guindillita que cumple dos años.
De una gélida mañana de hace unas semanas, con un ambiente y una bruma especial. El cielo raso y azul de primerísima hora al actuar como única fuente de luz le daba ese tono azulado a la escena.
Quise imaginar algo parecido a esto desde el otro lado al ver el tronco caído y cubierto de musgo. Cuando creí que todo encajaba intenté librar el contraste haciendo un tapado parcial con el guante negro (que llevaba puesto) en la zona de espuma y ayudado en una larga exposición.

El resultado me gustó y me sorprendió. El tronco le daba un aire ligeramente caótico y salvaje, además de aportarle profundidad y color. A ver si os gusta a vosotr@s:

5DMII, 17-40, polarizador, f20, 30", ISO200. Trípode. Tapado parcial con guante negro para la zona de luces (espuma).
ZORIONAK EIDER!!!

Agur!!

lunes, 19 de noviembre de 2012

"MATEMANIAK"



Kaixo guztioi!!

Hoy quiero presentaros esta foto con la que tengo la suerte de colaborar en el programa “MATEMANIAK” impulsado por el BCAM –Basque Center for Aplied Mathematics de Bilbo.

Cuando me pidideron una foto para colaborar con ellos me acordé de ésta, tomada durante una gélida y limpia noche de invierno en la costa. Tras diez minutos de exposición y con la luna llena como única fuente de luz, en la pequeña pantalla de la cámara aparecieron formas y órdenes ocultos a nuestra vista: espirales, arcos, rotaciones…

"Naturan ezkutua" (Hidden in Nature)
5DMII, 17-40, f5.6, 10min., ISO400. Trípode, disparador, modo B.


Para más información sobre el programa podéis visitar su página:

PD: Mila esker Koro, Enrique eta Ainara.

jueves, 15 de noviembre de 2012

Revistas digitales

Eguerdi on guztioi,

"Jewel" (PN de Gorbeia, Bizkaia.)
Orthetrum coerulescens. En un humedal se encuentra esta joya natural bajo la incesante y fina lluvia de la mañana. Luz y fondo naturales. 5DII, 150 macro, f2.8, 1/25, trípode.

Sin más motivo que el de presentaros un par de publicaciones digitales. Muy recomendables por cierto y no sólo por que aparezcan fotos mías: ;º)

La Naturaleza Habla

CanoNikos

Que disfrutéis,

Agur!!!

miércoles, 31 de octubre de 2012

"Piztien basoa" (El bosque de las bestias)



Kaixo!!

Aprovechando las fechas...

Existe en Gorbeia un secreto bosque de hayas. Tan secreto y tan mágico es, que con el paso de las décadas y sin que nadie les vea sus habitantes han ido transformándose en diferentes y variados seres a punto de cobrar vida. A cada cual más extraño y horripilante…

Ejem…bueno, esta es la historia que quedará para nuestros nietos. Para los que sois un poco más creciditos y probablemente algo más escépticos (no me extraña con tanto político suelto) existe otra versión. ;º)
En realidad algunos que no tenemos nada mejor que hacer que dejar que se nos vaya la olla por el bosque hemos ido encontrando a algunas de estas bestias diseminadas por el monte y les hemos ido poniendo nombres.

Las que os muestro son las que más me gustan de cosecha personal, excepto “el pulpo”, que aunque la foto es mía el "bicho" ya estaba bautizado. 

Como observaréis muchas de ellas están realizadas de noche.
Si estas preciosas criaturas alguna vez cobraran vida sería, sin duda, de noche. Y ni que decir tiene que estar junto a ellas a solas en el bosque cuando muestran toda su personalidad es una sensación muy especial.

Espero que sean también de vuestro agrado. Y que os quiten un poco de sueño...jua, jua, jua!! ;º) 

"Magical twins"(Los gemelos mágicos)


"Dragón chino"
"Elefanteen dantza" (La danza de los elefantes). Versión nocturna
"El brujo"
"El pulpo"
"El atrapaniños"
"Engendro"
"Basoko aingerua" (El ángel del bosque)
"La dama"

"Sorgin gaua" (Noche de brujas)
Pues eso, que tengáis una buena noche de brujas... ;º)
Ondo pasa,

AGUR!!








miércoles, 10 de octubre de 2012

"Pink"



KAIXO!!!

Hoy os presento una imagen que tiene ya unos años pero que no por eso ha perdido atractivo para mí, sino más bien todo lo contrario.

En una época de cierta obsesión con Itxina decidí que tenía que fotografiarla de la forma más bella que pudiera. Claro, diréis, eso es lo que todos queremos. Pues sí, hasta ahí nada nuevo.

Sin embargo, tuve la gran suerte pillarla como muy pocas veces la he visto. Y no hicieron falta tantas subidas. A veces también suena la campana… ;º)
La luz de aquella tarde y sobre todo esa niebla juguetona pusieron la guinda al pastel calizo.

K10d, 28mm fijo, f8-11, 0.5", ISO100. Polarizador y degradado neutro. Panorámica de cinco fotos verticales.
Ni qué decir que para los de Orozko este macizo tiene un valor especial. Nos cuida y nos vigila desde lo alto y en su interior guarda secretos y laberintos pétreos en los que es recomendable no perderse, sobre todo con niebla.

Tengo la curiosa manía de mirarla siempre que puedo para ver cómo despide el día y cómo cambia de color.
A veces la magia de Gorbeia te salpica y te marca…

AGUR!!!

miércoles, 3 de octubre de 2012

"Elefanteen dantza" (La danza de los elefantes)



A veces, cuando consigues sumergirte en un tema de tal forma que se vuelve casi una obsesión, entonces empiezas a ver cosas que antes no veías.
Sin embargo, mantenerse en esta estrecha línea sin caer en la locura no es fácil. Y por supuesto entiéndase locura en su lado más fotográfico. ;º)

Buscando relaciones en el bosque, intentando extremar los juegos con sus habitantes me encontré con esta pareja centenaria.

En la cordura o en la locura…¡qué más da! Yo les vi bailar.


5DII, 17-40 a 20mm, f9, 1.6", ISO100. Polarizador y deg. neutro suave. Pinchar para ver más grande.



























AGUR!!!

miércoles, 5 de septiembre de 2012

"Kasualitate gehiegi" (Demasiadas casualidades)


A veces las casualidades son demasiadas.

Me pasó durante estas vacaciones, a la vuelta de una corta visita a la costa.
No soy de los que creen en estas cosas… pero en ocasiones dan qué pensar.

Encontrábame buscando un lugar donde desayunar y tras un “está cerrado todavía” en el único sitio que había abierto volví a meterme al coche con intención de tirar de vuelta hasta casa. Es lo malo de acabar la sesión tan pronto. Que te quedas sin lo mejor de la salida: el merecido (bueno, a veces no tanto) pintxo y café. ;º)

Como decía me metí al coche y nada más salir, un chico que estaba sentado me paró (casi abordo) preguntándome si iba hacia Gernika.
Le noté apurado y parecía buen chaval. Y me pillaba de paso.

En diez minutos estábamos frente a un coche humeante y una furgoneta magullada. En una de las peores curvas del camino se habían dado la galleta. Mucha chapa pero nada realmente serio.
Y acababa de pasar hacía nada. El chico del coche todavía estaba dentro, un poco aturdido. “Se le ha ido derecho” fueron las palabras del que iba delante nuestro que lo había visto, refiriéndose al chico que venía en dirección contraria a la nuestra y que estaban ayudando a salir.


Al final, le venía mejor bajarse en Amorebieta y fue allí donde nos despedimos. Habíamos ido hablando sobre las aficiones de cada uno y como conocía la costa le dejé una tarjeta por si quería ver alguna foto bonita. ;º)
“Anda, si yo también me llamo Urtzi”

Después de despedirnos no dejaba de pensar en que si no hubiese parado esos dos minutos para cogerle, el magullado habría sido yo casi seguro.
A veces las casualidades son demasiadas.

Y como esto creo que iba de fotografía os dejo la foto de aquel día:

5DII, 17-40, f14, 1.3", ISO200, polarizador a medias para resaltar las estelas de espuma sin aumentar demasiado el contraste, deg. neutro, trípode, cable disparador, levantamiento de espejo y posición realmente incómoda. ;º)

Se aprovecha un golpe de mar para intentar captar el oleaje y su fuerza. El sol ligeramente velado y el uso del degradado neutro permiten capturar toda la escena dentro del histograma, aunque no sin problemas.
Esa zona de entrada de olas también se me quemaba (por la espuma blanca) y ahí si que era imposible “meter” el filtro.
El original es muy parecido a este pero esta vez he optado por hacer algún ajuste selectivo sobre todo para levantar algunas sombras por ser la roca excesivamente oscura y quedar demasiado empastada.

A ver si os gusta.

AGUR!!!

PD: Si pincháis en la imagen la veréis más grande.

viernes, 17 de agosto de 2012

"Guzti honen zergatia" (El porqué de todo esto)


Kaixo!!!

Suena el despertador, las cinco y pico. Ayer me quedé hasta tarde aún sabiendo que hoy tocaba madrugón…siempre igual. Cuesta hasta abrir los ojos. Paso unos minutos en el limbo.
Casi por inercia y con paso sigiloso se traza el camino desde la habitación hasta el balcón. Se husmea el ambiente. Hace muuucho calor y el viento sopla fuerte. Se cumple el pronóstico.

Todavía quedan restos de la dulce tentación de volver a la cama pero me imagino en la mar presenciando un momento glorioso…y casi se diluyen. Buuufff, mira que estoy cansado.
Me pongo las lupas. Salgo otra vez al balcón. Miro al cielo, a un lado y al otro. Sigue el viento y el calor. Esto pinta demasiado bien.
Según cierro la puerta la rata pega un bocado. Ya está.
Entre ponte bien y estate quieto se me ha ido un tiempo precioso. “Ala majo, espabila” me digo, o me lo dice la rata, no sé.

En un rato estoy en el coche. Tengo un buen trecho hasta el destino y otro bueno andando. Miro el reloj y echo cuentas…optimistas. Y miro al cielo. La madre que me…

Tengo la foto en la cabeza desde hace un par de días y las condiciones no pueden ser mejores. Y literalmente no tengo tiempo.
Se activa el dispositivo de emergencia. Hay que ir más cerca. (Todo un prodigio del cálculo, sin duda fruto de mis años en ingeniería…)  ;º)

Por el camino un cielo impresionante me acompaña y me presiona. En cuanto llego a un alto y diviso el este…se me cae la baba. Va a empezar bastante antes de que repunte el sol.
Lo dicho. Que hay que ir más cerca. Bendita ingeniería. ;º)

La foto que tenía en la cabeza tendrá que ser archivada para otra vez. He llegado al lugar al que el plan “B” me ha traído y aquí no hay foto pensada. Por el camino he intentado pensar el las posibilidades que este lugar que ya conozco me podía brindar, pero en vano.
Voy a pillar media marea, bajando. Tiraré para las rocas de la última vez y tocará improvisar. Desde este punto saliente tengo mejor visión del cielo, que ya es mucho.

Al de pocos minutos de plantarme en “mis” rocas comienza el espectáculo. Y me apabulla, casi me supera. Me atrapa los adentros.

A la cámara le debe de pasar algo parecido. El histograma no aguanta los contrastes bestiales. Pero se hace lo que se puede. Los degradados invertidos ayudan, lo que pueden.

Y todo pasa como un tren a medio metro y a toda velocidad. Las fuertes rachas de viento sur parecen hacer más real la metáfora.
Me queda la sensación de no haber aprovechado el momento. Reviso las fotos. Hay alguna composición que ha salido en esos “breves” minutos.
Realmente no ha sido todo tan rápido.

Esta es una de esas fotos que me he obligado a hacer. Sin una composición aparente y sin encontrar la forma de manejar del todo las luces pero hecha justo en el momento álgido. Había que disparar.

A veces la LUZ es la foto.

5DII, 17-40, f13, 6”, ISO 100. Tripode, disparador, retardo. Filtro de tres pasos normal invertido (boca abajo, no inverso) y movido durante la exposición.

Si pincháis en la foto la veréis más grande y mejor.

Tiene gracia. Después de pasar un par de semanas por tierras astures con varios madrugones entre luces mortecinas... ;º)


Agur bero bat!!

PD: Se me olvidaba. Poder estar delante y debajo de un momento así es parte del porqué de seguir haciendo fotos.

miércoles, 25 de julio de 2012

"Ondo pasa!!!"


Kaixo guztioi!!!

Sin más intención que despedirme y desconectar durante un tiempito, ahí os dejo con un trocito de vibrante primavera. Un sorbete de verde para intentar alegrar y refrescar el alma… ;º)


K10d, 20mm. f2.8 a f8, 2”, ISO100, polarizador y degradado neutro, tres fotos verticales unidas manualmente.

 
Que paséis buenas vacatas. Nos vemos a la vuelta.

Agur bero bat!!

jueves, 12 de julio de 2012

"Una pizca de sal"


Kaixo guztioi!!!

Para variar un poco y aderezar tanto verde, esta vez os invito a pegaros un viaje por nuestra preciosa costa.

Cada cierto tiempo retumba de forma poderosa una llamada primitiva en nuestra mente. Y recordándonos nuestro pasado más lejano, nos empuja a acercarnos a la costa a oler el salitre de nuevo.
Quizás no os pase a vosotros, pero unos cuantos años pescando por encima y por debajo de las aguas del cantábrico a mi me dejaron una cicatriz que de vez en cuando escuece…y trae recuerdos.

Nuestra costa es hermosa como la que más. El que no se haya dado cuenta de ello es simplemente porque no la conoce. Pero sus enfados son de la misma magnitud que su belleza. A veces son pequeños cabreos y otras son broncas monumentales. Los pequeños cabreos suelen traer sustos más o menos serios a quien los sufre. Las broncas monumentales…mejor verlas desde tierra firme.
Aunque eso ya es otra historia, que dejamos para otro día. Hoy vamos a estar tranquilos.

Como decía, la llamada se hace insoportable a veces y no hay más remedio que hacerle caso. A ver si consigo que una que yo me sé entienda esto de las llamadas… ;º)
Ahora que las salidas son un poco más selectivas, si cabe, intento elegir un poco mejor el día. Aunque, al final, casi siempre acabe yendo cuando puedo.

En fin. La cosa es que allí me planté, en la calita de Meñakoz, con ganas de estirar y mojar las piernas un poco.
Unos preciosos nubarrones surcaban en el cielo mientras una franja limpia de nubes se mantenía en el horizonte. Justo al revés de lo que suele pasar, que ni pintado vamos. La mar un poco más movida que de costumbre animaba a ser cauto. Personalmente prefiero que esté un poco peleona. A la hora de hacer fotos suele dar bastante más juego que cuando está como un plato.
No me podía quejar, desde luego.

Tenía una foto en la cabeza y el hecho de que de vez en cuando entraran series de olas un poco más grandes me lo iba a poner difícil. Estuve buscando y rebuscando algo que me llamara la atención para tener un plan B pero no estaba muy inspirado (últimamente es algo habitual) así que tocó esperar bastante para que la marea me dejase llegar hasta donde quería.
Estas fotos a la carrera tienen algo especial. Quizás porque para el que las hace tienen algo más de efímero, de momento único. Ese juego de malabares con el trípode (esa pata que siempre se traba), la cámara (que siempre está a punto de caerse…llegará el fatídico día…), disparador (queda comprobado que son sumergibles), los filtros…(que no he cogido el de dos pasos, vuelta para atrás), las rocas que resbalan lo suyo y más… Aaayy…que bonito es esto de la fotografía!!! ;º)

Pero por fin estás sobre TU roca. Y llegan esos cortos minutos de gloria. El sol cae a plomo, como si tuviera prisa por marchar. Se deja ver y se vuelve a esconder entre las nubes más bajas. Sabes que va a volver a salir un poquito, justo abajo del todo, para soltar ese último rayo, el más colorido, el más suave. Y lo atrapas en tu caja negra.
Miras la pantallita y sabes que se va a quedar contigo. Lo guardas en la forma más bella que has sabido para poder compartirlo más tarde.


A la vuelta, la luz, el color y un pequeño bolo que destaca entre el resto invitan a sacar otra vez la cámara.
Los cálidos no volverán hasta mañana y las tonalidades azuladas cada vez se harán más patentes. Durante esta batalla colorística, el cielo muestra unas bonitas tonalidades rosáceas.

Intento “encerrar” el agua entre las rocas y a la vez sitúo el bolo en el mismo eje que el peñón para potenciar y asentar la posición de ambos.
Se me hace imposible “dominar” la luz en una única toma incluso con el inverso de tres pasos. Así que el revelado del RAW (negativo digital) se hace por duplicado. Un revelado más oscuro para el cielo y uno más luminoso para el resto. Posteriormente se funden manualmente.
No es algo que suela hacer pero hay ocasiones en las que resulta muy útil. La toma me gustaba como para intentar salvarla y de paso os lo explicaba. Además el resultado suele ser bastante más sutil y, a la postre, más natural que usando un filtro más potente.


Y hablando de postres, un par de imágenes para acabar. Esta vez con poquito texto, que siempre me enrollo.
Las dos tomadas el mismo día junto a San Juan de Gaztelugatxe, un lugar mágico donde los haya. Con el peñón de Aketx como fondo.


 
En esta última además con el faro de Matxitxako que pone el contrapunto cálido y humano a la escena.


 
AGUR!!!

PD: Si pincháis en las imágenes, algunas se ven más grandes.

miércoles, 13 de junio de 2012

"Un día en la naturaleza... de Gorbeia"


Kaixo guztioi!!!

Aprovechando la iniciativa de Fotonatura en la que se organizó un concurso para fotografiar la naturaleza durante un fin de semana concreto, decidí aportar a ella mi granito. Todo hay que decirlo, así tenía excusa para tirarme al monte unas horas… ;º)

Las previsiones de tiempo además no eran malas para el bosque: cielos cubiertos y bastante agua. La gente se sorprende de que con este tiempo se nos ocurra salir al monte…y menos a hacer fotos.
Hombre, no es como estar haciendo fotos de estudio a 20ºC y con una cervecita fresca en la mesa. Es incómodo y si hay viento incluso frustrante. Pero el bosque con este tiempo se trasforma. Se le encienden los colores y se matizan sus luces, que de otra forma suelen ser intratables.
Con tanta humedad el bosque huele a bosque. Se respira su aliento. Cuando llevas un rato se siente como te fundes con el entorno. Es una sensación primitiva y agradable.

Pensaréis que son chorradas. Bueno, os invito a probarlo y después me contáis.

A lo que íbamos. El día empezaba bien, las primeras luces dejaban ver un ambiente cargado y un bosque que comenzaba a desplegar su traje de primavera.
Ya que había bastante agua me fui a buscar uno de los tímidos regatos que brotan durante los días de lluvias.

Lo cierto es que no tenía ninguna idea nueva ni un plan establecido, así que me fui a esta pequeña zona que tenía menos trabajada.
El “regalo” no lo vi cuando llegué. Fue mientras estaba haciendo ésta primera foto cuando casi me tropecé con él.
Aprovechando que la niebla se cerró bastante intenté incluir las dos hayas del fondo, buscando una composición más o menos simétrica, por lo menos en la zona superior. Así mismo, procuré compensar la imagen  descentrando ligeramente el marcado salto del primer plano.


Esta segunda os sonará a algunos…
Sin duda un poco más de niebla hubiese venido bien para controlar mejor la luz. Pero no había más. Así que se buscó una imagen distinta a la “original”, a la tomada en invierno.
En este caso bajaba más agua que la vez anterior y se intentó llenar la zona inferior derecha con el propio riachuelo.
Sin necesidad de polarizar para mantener dicho reflejo retiré éste y se opté por un filtro de densidad neutra de seis pasos. Por una parte para conseguir una exposición larga. Para el agua pero sobre todo para las hojas, que dado el viento que hacía pensé que era mejor sacarlas en un marcado movimiento que ligeramente movidas.
Y también para bajar un poco el contraste. Dado que este filtro tiene esta particularidad. A su vez y mientras el obturador estuvo abierto se trabajó a mano un filtro degradado. La exposición resultante fue de 20 segundos y el resultado el que veis.


No eran todas las hayas que estaban brotando pero algunas lo hacían con ganas. En una de las subidas hubo una que me llamó la atención. Nuevamente había que afrontar una situación de bastante contraste. Esperé un poco ya que la niebla iba y venía y mientras fui afinando la composición.  
Tras pelear un rato con el viento, la lluvia, el degradado, el paraguas y demás me di por satisfecho y continué.


Por supuesto el “regalo” lo llevaba encima pero no llegaba a visualizar una imagen en la que encajarlo. Alguna otra vez ya me había encontrado algún otro regalo de estos y me había visto en una situación parecida.
Esta vez decidí que tenía que incluirlo sí o sí y volví a intentarlo. En la imagen creo que no llega a apreciarse pero en ese momento caía una de aúpa.
Jugué con el polarizador ya que el grado en el que ajustaba éste influía bastante tanto en la cuerna como en las piedras.   


Tras unas cuantas horas sin parar de llover algunas zonas que habitualmente traen poquita agua mostraban una cara bastante más alegre. Me sorprendió como en esta zona en concreto los colores habían cogido una especial intensidad.


Con esta última foto se dio por concluida una mañana de lo más entretenida. Y por supuesto, espero que hayáis disfrutado del paseíto tanto como lo hice yo. ;º)

Agur bero bat!!!




miércoles, 6 de junio de 2012

Me gusta, no me gusta, me gusta...


Kaixo guztioi!!!

Me imagino que esta reflexión será común a casi todas las artes plásticas y por ende a todo lo que supone un trabajo creativo que se realiza con vistas a mostrar en público.
Seguís ahí, verdad?? ;º)

Seguro que sobre esto hay artículos y libros ya escritos. Meditaciones, hipótesis y teorías… Bueno, ésta es mi versión. Si es que hay más.

Comentaba en una entrada anterior que echaba de menos la frescura y la ingenuidad de los primeros años con la cámara.
Sin duda, conocer las bases del lenguaje visual tiene sus ventajas. Pero también su lado oscuro.
Hace tiempo las composiciones me salían casi “por instinto”. Me costaba más sacar una buena pero cuando salía tenía ese toque de imperfección que la hacía quizás más atractiva.

Sin ánimo de echarme flores, hoy es el día que voy al bosque y puedo “fabricar” composiciones correctas, la mayoría. Buenas y atractivas, de esas que llegan…apenas. Con el tiempo y la práctica uno sabe ya, más o menos, lo que funciona.
Y ése precisamente es el gran problema.

Seamos sinceros. ¿Hacemos las fotos para nosotros o para mostrarlas?. ¿Para ponerlas en casa o para intentar ganar premios con ellas?
La mayoría diréis que las hacéis para vosotros…ya. La mayoría estaréis mintiendo como bellacos!!! ;º)
Cuando llevas un tiempo en esto creo que es normal el hecho de querer más. Me explico: más reconocimiento, publicar, exponer,…iba a decir vender pero ¿realmente se vende fotografía de naturaleza? ;º)

Bromas aparte, creo que ya me entendéis.
Si se quiere reconocimiento en webs y demás, a no ser que seas una estrella del tema y con cualquier “patata” te aplaudan hasta con las orejas, hay que mostrar fotos “que funcionen”. Y esto significa no salirte de los patrones establecidos. No vale con agradar a unos pocos.
Si quieres publicar o exponer, pues más de lo mismo.
Si quieres vender…bueno, si alguien sabe cómo hacerlo que me mande un correo. ;º)


Qué nos queda entonces??
Como casi siempre, hay por lo menos, dos opciones.
Nos podemos tirar al camino fácil y seguir haciendo las fotos que funcionan. Esas que nos salen sin apenas esfuerzo y que encima gustan al público. (Vaya chollete!!) O podemos buscar esos caminos poco transitados y llenos de maleza por los que cuesta avanzar a cada paso que damos.

Mi opción, tan respetable como cualquier otra, ha sido intentar adentrarme en uno de estos últimos, machete en mano, y a la vez intentar hacer un poco más difícil ese “camino fácil”.
Y ahora ya no sé ni lo que funciona ni lo que no. Ja.
Suelo considerarlo como un pequeño logro personal cuando consigo algo que para mi es nuevo. Algo que se salga de lo convencional y que a la vez me guste.
Quizás por eso interpreto la foto de otra manera más optimista cuando realmente se trata de una imagen que sólo funciona a medias y que tampoco tiene nada que sea realmente especial. No sé.

Así que, últimamente más que nunca, cada vez que voy a subir una foto a algún sitio cojo una margarita y comienzo a deshojarla…


En cualquier caso y mientras no viva de esto seguiremos buscando caminos difíciles. Los caminos más divertidos son siempre los de cabras!!
Eso no quita para que más de una vez me de un paseíto por lo fácil…


Y como siempre, que sepáis que estos son puras tormentas de ideas, sin más ánimo que el de haceros pasar un ratillo entretenido, enseñaros alguna foto y, de paso y sobre todo, hacer funcionar alguna de esas conexiones neuronales que tenéis a punto de fundirse. ;º)


AGUR!!!

viernes, 11 de mayo de 2012

"Un paseo por el mundo de los sueños"


Kaixo guztioi!!!

Cada vez que me acuerdo de aquella noche me envuelve una sensación muy agradable. No es porque no me acuerde del frío que pasé, (si los sabañones hablaran…) es porque la media noche que me tiré en este otro mundo creí estar en sueños, completamente absorto.

Para situaros un poco. Febrero de este año, ha llegado el frío del Siberia. Esto no es como el frío polar al que estamos relativamente acostumbrados, no. Es un frío muy muy frío. Pero frío de verdad. Del que congela hasta el tuétano, vamos.

Un botón. Sacada a la mañana, con día y medio de diferencia, a unos 1200m. y con una sensación térmica de unos -25ºC. Pude hacer fotos durante algo más de 15 minutos, hasta que los dedos dijeron que ya no podían moverse más.







Para los que estamos un poco pirados esto es una bendición. Este tipo de paisajes tan raros y efímeros son precisamente los que siempre hemos querido cazar. Por lo menos en mi caso.

Así que, os podéis imaginar que con las previsiones prometiendo fresquito y cielos despejados y con una luna casi llena en el cielo, una extraña idea empezara a tomar forma.

Aún sabiendo lo que me esperaba, o seguramente por eso, me costó salir de casa esa noche. La pista de subida iba a estar complicada para el coche y era lo que más me preocupaba.
Resultó que no estaba mal, estaba de culo. Así que tocó dejar el coche bastante abajo y armarse de paciencia. Bueno, tenía toda la noche por delante… ;º)

Me esperaba un paisaje de ensueño pero lo que me encontré superó mi imaginación. Un mundo blanco y crujiente, bajo la tímida luz de una luna que sólo asomaba de vez en cuando entre demasiadas nubes.



Esa fue la única pega, las nubes. Cuando parecía que podía despejarse algo, otra vez aparecían grandes y amenazantes. Y durante casi toda la noche hubo que conformarse con ver la luna, en el mejor de los casos, ligeramente velada por finas nubes.


En la imagen superior, buscando transmitir esa sensación gélida usé un filtro anaranjado para el flash de tal forma que permitiera luego “enfriar” la imagen en su conjunto, llevando a un color más o menos neutro la zona iluminada por dicho flash y “azuleando” el resto. 
Si lo habéis entendido sin duda tenéis una mente prodigiosa… ;º)

En el siguiente caso se utilizó para compensar la diferencia de luz entre el cielo y el suelo además de un filtro degradado de tres pasos, una cartulina negra. Ésta se mueve durante la exposición a modo de degradado para que no se noten los bordes.  
Las nubes que tapaban y enseñaban la luna, el largo tiempo de exposición y probablemente yo mismo con la cartulina (aunque creo que lo tuve en cuenta) hicieron que se viera esta luna-patata.
La única luz que hay es la que aporta ella.


De repente, durante un par de minutos la luna aparece limpia y brillante delante de mí y proyecta unas sombras bien definidas. Carreras, juramentos…y alguna foto.
El efecto “estrella-divina de la muerte” no sé exactamente a qué se debe. En parte fue buscado (cerré el diafragma a f10), parte por el filtro degradado y lente medio congelados y con vaho y parte por estar la luna tan descentrada…digo yo.
El árbol ha sido iluminado con un flash desde bastante lejos y desde la derecha. Buscando que la iluminación además de detalle aporte algo de volumen. 



Tras casi cuatro horas gozando entre crujidos y mundos de Narnia y con los dedos de pies y manos empezando a pedir clemencia se decide que ya es suficiente.
Pero no sin antes sacar un recuerdo de este ser criogenizado al que se le ha echado el ojo en la subida.
Quizás en las otras fotos no se aprecia la tremenda helada. Ésta me parece más explícita. Me da la sensación de que con un golpe el haya puede partirse como el cristal…


Creo que fotográficamente podía haber sido mejor. Anímicamente, mentalmente, espiritualmente…como se quiera llamar-mente…BRUTAL.
Para recordar…y contar.

AGUR!!! 



miércoles, 18 de abril de 2012

"Tiempos pasados"

Pentax K10, Pentax 20mm, f13, 3", ISO100, polarizador, trípode,disparador y retardo. Dos fotos horizontales con degradado neutro en la superior.



Kaixo a tod@s!!!

Si echo la vista atrás desde que empecé con esto de la fotografía, probablemente fue el 2009 uno de los mejores años que recuerdo.
Me acuerdo sobre todo de aquella primavera. Me imagino que el hecho de estar conociendo más el bosque, de haber asimilado la técnica básica y de estar explorando nuevas, el hecho de tener tantas ideas e ilusiones…
Todo ello, me imagino, me influiría en la forma en la que viví aquella estación.

Me acuerdo de dos o tres días en los que estar en el bosque era como estar en un sueño. Y no recuerdo haber experimentado una sensación tan potente en los dos años siguientes. Quizás la novedad, no sé.
También es cierto que tenía más tiempo. Bastante más que ahora. Y las probabilidades de pillar días realmente especiales eran más altas.
Seguramente sería un poco de todo, yo qué sé.

En aquel entonces me dio por intentar panorámicas con objetivos fijos. Para ello usaba un 20mm f2.8 y un 28mm f3.5, los dos de Pentax y los dos unas joyitas.
El 20mm, obviamente me daba más problemas a la hora de juntar las fotos pero también me era mucho más útil, teniendo en cuenta la necesidad de tirar de angular en lugares cerrados.

Al final la gran mayoría de ellas salieron con el 20mm.y muchas en formatos casi cuadrados. Y así nació una colección escueta pero coqueta de varios rincones del hayedo con un formato distinto.
Algunas de ellas me gustan mucho y otras algo menos. Pero el recuerdo más bonito que tengo de ellas es, sin duda, la ilusión con la que fueron hechas.

A día de hoy no he perdido la ilusión, pero echo de menos esa frescura, esa ingenuidad que me hacía creer que todo era posible.  
Digamos que ahora estoy más estancado, más empachado de imágenes. He llegado a pensar que no había nada nuevo por hacer, que todo estaba hecho y que todos hacíamos ya el mismo tipo de fotos.
Hay una parte de mí que sigue creyendo que es así pero hay otra que me empuja a seguir yendo al monte. A seguir explorando y a seguir sorprendiéndome…

No sé cuál es el antídoto. A veces he pensado en dejar de ver webs de fotografía, pensando que me iba a “limpiar” un poco así. Pero otras veces he encontrado inspiración en algunas de ellas y he decidido no hacerlo.

Quizás sólo haya sido que echaba de menos la primavera, porque ahora que ya la huelo se me van quitando todos los males.
Empieza el verde, majos. Llegan tiempos de clorofila. 
Tiempos de flores, insectos, setas, brotes,…vida. Llegan tiempos de VIDA.
Limpiad los sensores y las lentes. Olvidaos, si podéis, de la que está cayendo y tiraos al monte y a los prados.
Tiempos pasados siempre fueron mejores, seguro. Pero como esta primavera que viene sólo habrá una y toca disfrutarla.

Prometo no haber ingerido ninguna sustancia ni antes ni mientras escribía esto. Pero me apetecía echar unas líneas y enseñaros una foto… ;º)

Que el VERDE os acompañe.

Agur!!


martes, 3 de abril de 2012

"Un chupito de humildad"

Kaixo!!!
Salgo de las sombras para cambiar totalmente de ambiente...me estoy oscureciendo demasiado!!

Os presento una foto que ya tiene un tiempo pero es que creo que merece la pena, aunque sólo sea por las vistas.
Además me la han publicado en la revista Viajes de National Geographic del mes de abril (nº145) y tenía que contarlo como fuere. Esto no me pasa todos los meses. ;º)

Me hace mucha ilusión porque además es una escapada que hice con Olatz. Lo más gracioso es que íbamos a coronar la Mesa de los Tres Reyes y... nos desviamos un poco. Bueno, hicimos cumbre el el Petretxema, no somos tan paquetes... ;º)

Esto es una panorámica realizada con varias (cinco o seis) fotos verticales unidas posteriormente para conseguir por un lado mucha más definición y por otro una perspectiva que con un objetivo y una cámara normales no sería posible lograr:


Lo malo que da algo más de trabajo. Lo bueno, lo que he comentado antes y que además, se puede hacer con un equipo muy modesto. En este caso una réflex (mi querida pentax K10d) y un 28mm. (éste último también Pentax, una joyita)

Para los que queráis intentarlo empezad con motivos relativamente lejanos y objetivos no demasiado angulares. Y usad un trípode. También es importante que el trípode quede bien nivelado.
Hay programas que hacen maravillas y unen las fotos a la perfección. Casi todas las versiones de Photoshop disponen de esta opción.

Si compráis la revista ésta es la foto que vais a ver:


Alguien ve a "Wally"??
...

Por si acaso, que más de uno estará un poco espeso:


Seguro que este escalador ha recibido una buena dosis de humildad. Y aún así se tiene que sentir con el alma muy grande. Qué bueno...

A algunos políticuchos (se salvan muy pocos) y demás gentucilla de las altas esferas no les vendría mal escalarse alguna de estas agujas. Les sobra soberbia, falsedad, chulería, ignorancia y sueldos vitalicios. Y les falta honestidad, vergüenza, dignidad y sobre todo humildad y un par de pelotas.Que una cosa no quita la otra. 
Pensándolo bien creo que mejor les ponemos a escalar sin cuerdas... ;º)

Siento mezclar churras con merinas pero es que ya no puedo ni verles...

En fin, brindemos con un chupito de humildad. Para que el tiempo ponga a todos en su sitio y para que el infierno no se llene demasiado rápido...;º)

Agur bero bat!!

Del mismo día. Tenía que ponerla...