TRANSLATE

lunes, 9 de febrero de 2015

"Hablando de frío"

Kaixo!!

Y hablando de frío... y de nieve. Por fin una escapada decente :)
Tengo que admitir que me sorprendió la cantidad de nieve que había ayer en el monte. El frío, además, había creado una "costra" de hielo que hizo que ésta se mantuviese bien pegada a los árboles. Un goce para ojos poco acostumbrados a estos paisajes pero una tortura para los propios árboles que acumulaban muchos kilos en las copas.

Nada más empezar a subir ya había medio metro de grosor y la cosa se fue poniendo más interesante según subía. Como siempre me pasa con la nieve, otra vez voy mal preparado, sin raquetas. Soy un desastre. Este año caen unas sin falta...
Gracias a unos raqueteros que iban delante el trayecto fue algo menos penoso. Disfuté tanto como paliza me metí, así que las que entran por las que salen.

Ésta es del comienzo, no me pude resistir con estos pinos y tuve que sacar un par de fotos. Ya en casa la composición me gustaba pero me pedía chicha, dramatismo. En la edición me he recreado un rato dándole una tenebrosidad que la escena no mostraba.

5D MII, 17-40, f8, 1/200, ISO100. A pulso.

 A ver qué opináis.
Agur!!

viernes, 30 de enero de 2015

"Obligado letargo"

Egun on!!

Como podéis imaginar, estar haciendo fotos con estas condiciones es un disfrute para los sentidos. Me encantan las sensaciones que el frío trasmite. 

A veces es como si el tiempo se detuviera, como si se congelaran los mecanismos de ese reloj gigante que rige la vida. El frío tiene esa cualidad, por lo menos para mi. Y las fotos de esos días creo que en cierta medida reflejan ese sosiego, esa quietud. Ese obligado letargo.

Habían sido un par de horas jugando con la niebla y una luz mucho más suave y cálida. Por unos momentos un sutil azul del cielo empezó a dejarse ver y la luz lateral comenzó a resaltar los blancos...

5D MII, 70-200, f14, 1/100, ISO200. A pulso y sin filtros. Pinchad sobre la imagen para verla a mayor tamaño.
Agur!!

martes, 27 de enero de 2015

"Déjà vu"

Kaixo!!

Hay veces en las que dependes de factores que hacen que la foto que quieres sea un poco más complicada de conseguir. 
No me suele gustar depender tanto de variables que no estén en mi mano pero cuando tu estudio es así de grande y las luces las ponen los astros, no queda otra que resignarse e insistir.
Hay que reconocer que tiene su gracia. La emoción de saber que una situación concreta sólo se da una vez al año, durante unos minutos...
Sólo por eso merece la pena ir a verlo.

En el 2014 la luz fue incluso más especial pero el hecho de no conocer bien el lugar me jugó una mala pasada y llegué tan justo que apenas pude hacer algo.
Este año ya lo tenía casi todo atado. Volvió a caer en fin de semana y parecía que el cielo se presentaba limpio así que volví a plantarme en aquel mismo lugar, exactamente un año después. Con una extraña sensación parecida al déjà vu recorriéndome el cuerpo. :)

5D MII, 70-200, f8, 8", ISO320. Trípode y disparador. Dos fotos horizontales unidas. Pinchad la imagen para verla mejor.
Aunque hay más fotos ésta es una de las que más me gustan quizás porque me traslada otra vez a ese momento de luz tan especial. Espero que os guste.

Agur!!!